3.28.2015

toDo

lo teníamos todo sin tener nada porque acabábamos de perderlo. todo. nos necesitábamos. tanto o más que ahora. él se buscaba en ella. atento a cada movimiento y palabra ella tomaba las riendas. él la seguía. y yo detrás. adorándolos. nada se cuestionaba. aún. había que echar palante. no se podía mirar patrás. prohibido. nada de eso existió. el pasado. aquel país. así años, décadas. a luchar, hay que luchar decían los dos. y luchábamos con la sonrisa en los labios. agradecidos de poder. luchar. de tener la fuerza para hacerlo. la lucha daba recompensas. la vida se lucía. los espolvoreaba de brillantina. merecida. y lo que sobraba me salpicaba. así la vida premiaba los sacrificios de antes. con un aparente olvido que resurgía cada domingo. en el tocadiscos. los boleros y sus ojos cerrados. ella cocinando exquisiteces y tarareando. él ido a tantos lugares que ya no le pertenecían. se ausentaba en cada melodía y sonreía. en qué piensas, papi. y me miraba, sus ojos líquidos de recuerdos. se miraban entonces con la tibieza de haber sabido sobrevivir. tantos obstáculos. tantos. yo quiero que tú sepas que tu madre y yo bailamos con las mejores orquestas de Cuba. eso nadie nos lo puede quitar. y ella se acercaba, marcando. él se levantaba y sin el menor esfuerzo, lo mismo fuera danzón, bolero o guaracha, caían ambos en el ritmo y bailaban. la vida, así la bailaban. ayer.

bailando se jodió mi padre las rodillas. ambas. luego, hacía ya mucho, el corazón. porque para bailar rico nada mejor que un chicharrón y luego un ron. después, ya cubierto de toda la brillantina que le daría la vida, whisky. escocés, del mejor y más caro. siempre con el propósito de darse gusto por placer, pero sin perder control. y ella lo seguía, en todo lo complacía. juntos siempre y los excesos culinarios. en cola esperando la diabetes. la presión. la vesícula. el cáncer. las arterias tupidas. la válvula. y aún así bailaban. abrazados y lentos. cada vez que podían. entre los desmayos. las caídas. las ambulancias. los diagnósticos grises. negros. y él sobrevivía. se levantaba siempre sobre sus magníficas piernas de hombre que érase una vez se caminó medio país. yo quiero que tú sepas, me dijo una noche interminable de hospital, que yo me caminé matanzas entera. y no la ciudad, dijo con los ojos turbios, la pro vin cia. y todos los aparatos que tenía enchufados en su cuerpo se iluminaban y se apagaban, como él. esa noche. larga. horrorosa. cuando yo era viajante iba en guagua... sí, fui a todos los pueblos del campo. vendiendo. caminando. bailando en todos los guateques guajiros y clubs y casinos por igual. y se quedaba en silencio. mientras al fondo, los aparatos midiéndole la vida. a mi padre. todo eso que se había impuesto olvidar, menos los domingos. eran días de recuerdos. musicales y bailables. de ayer. y esa noche, todo, todo, todo desbordándose de él. porque tal vez no habrían más domingos. 

y los hubo. hasta que la válvula ya no dio más. el injerto transplante las mallas el bisturí una y otra vez. y entonces el horror. la diálisis. el terror de sus pensamientos. negarlo negarse. el desespero en sus ojos. yo quiero que tú sepas que si tuviera el valor... me lo dijo. una y otra vez. ella empezó a esconder las armas, temblorosa. pero, pordió, ¿aquí hay armas? mis ojos cansados de la sorpresa. los de ella débiles: las del negocio. pero si lleva años retirado... dime donde están. la casa un cuartel para protegerlo a él. y se enderezó pero la brillantina desapareciendo. opaco, todo opaco. ya todos los domingos idos con sus recuerdos musicales. papi cuídate. mi voz en la distancia y de cerca. las peleas. el comportamiento errático. las distancias. los abrazos al regreso. y de pronto, el tumor. el gran traidor desesperado e inesperado. quién es ese desconocido sentado en tu butaca, papi. mirándome furioso. yo devolviéndole el horror atragantándome todas las etapas odiándonos. un instante después, amándonos en medio del llanto. un impostor mezquino en su enorme cuerpo noble, aún entero, fuerte. sus ojos mis ojos repletos de preguntas. él sin entender nada. yo sin respuestas, el constante yo quiero que tú sepas que te quiero. y su cuerpo poco a poco desmoronándose. su mente incapaz de recordar. yo, de vez en cuando su hija. ella a veces, mi vieja. el horror siempre después. los tres mirándonos en la niebla del recuerdo. la vida queriendo desgarrarnos todo lo maravilloso que fuimos. queriendo hoy cobrarnos el exceso de brillantina. 

pero no, porque lo fuimos. gracias a él lo fuimos. y a ella. hoy me toca a mí ser la memoria colectiva. el eco. la música. apenas puedo pero tengo que serlo. me desenrrollo entonces del rincón donde me congelo. de pavor. allá y aquí. y le pongo los boleros. le recuerdo lo vivido. se lo digo. día a día se lo digo. a ella. se lo repito. a él. para que nunca se le olvide. allá donde lo arrastra ahora la vida, sin apenas piernas y tan lejos la mente clara, las ideas de nosotros. de ella. de mí. y se lo repito. fuimos bellos. los tres. un día. hermosos de tanta maravilla que nos unía. y nos amábamos. de lleno. de frente. sin desconocidos ni impostores en el medio desgarrándonos el alma. sin hospitales fríos. sin reproches tardíos. a pesar de la furia de la impotencia. a pesar de todo lo que hemos perdido. todo. pero no fue así. ayer. hace apenas. un día y medio siglo. se lo digo. lo tuvimos todo, lo más importante. lo que sólo significa entonces que hay que estar dispuesto a perderlo. todo. en cualquier momento. todo. 



3.16.2015

PyromaniacsAnnualMeeting

foto John Dunbar

“It was a pleasure to burn.
It was a special pleasure to see things eaten, to see things blackened and changed. With the brass nozzle in his fists, with this great python spitting its venomous kerosene upon the world, the blood pounded in his head, and his hands were the hands of some amazing conductor playing all the symphonies of blazing and burning to bring down the tatters and charcoal ruins of history."
Ray Bradbury, Fahrenheit 451  


“In past wars only homes burnt, but this time
Don't be surprised if even loneliness ignites.
In past wars only bodies burnt, but this time
Don't be surprised if even shadows ignite.”
Sahir Ludhianvi 


“We all live in a house on fire, no fire department to call; no way out, just the upstairs window to look out of while the fire burns the house down with us trapped, locked in it.”
Tennessee Williams, The Milk Train Doesn't Stop Here Anymore  

deLOfautoYdelFuego


3.13.2015

wantsANDneedsANDallTHATdebris

i'm in need of music at all hours unless the sky shuts below my feet in deadlock. halting tie tightening all as it often does. as it swings this body of mine wildly above it all and way below this crusty self of fermented wants. as in letting go of the spinning top. for it frequently does. thrown in such bigger arched motion then curvier than them unstoppable desires of sound and flesh, needing and weaving on my various tongues. as I do often redo it the string tight until coming undone. oYes, for i have many of those. them organs of taste and speech many. abundant. many more always at all times needy whiny mortifying organs in need and afraid of waste. morphing into not holding onto. sliding upon and over the noise not listening to the warning bells. tickle tick tick. tock. and tuck it all away. the wants and needs. for i am in need of music in order to mitigate. the wants. reduce diminish the wanton blues of a soul in need beyond repair. of this that whatever that will not cease to obliterate these melodies of sorrow that trickle down one two all eardrums. OYes the percussion of the neediness of desires amounting to deafening sounds of despair. all making waves eroding the caves. because we all need waves and caves to wet and hide the dead. the debris of wants and needs swept away.        om ulloa

laQUEnuncAntesYperrosDesvelados

freedoMEs


Fotos: @jasonpeterson in instagram

3.06.2015

hacetantofríoQUÉhorror



3. hace tanto frío. y sin embargo alguien va cantando con paso ágil. sus vísceras baladas heladas y quiero robarle corazón. robarle. lo demás que le provoca ese canto de voz aguda tarareando vida y yo. who? sí tú que nunca antes sentías frío. yo me congelo. en un rincón con las ironías vivas que no soporto. cantan los rugidos del viento y yo chillo. sin ton no son. no son nada que no sean lo que no fueran. y a lo lejos se caen. ellos los míos y yo en un rincón. se hacen añicos y se cristalizan luego en el charco de astillas. oblivion and its memory. a lo lejos. ironías. 

6. qué horror. he despertado con las huellas de botas en mi espalda. el fango aún húmedo, qué molestia. he virado el cuello y mirado hacia arriba. te he visto que me mirabas y qué haces en mi camino. la sal de tantas nieves hielos hieles acumuladas en las suelas. las piedritas encajadas en los huecos. lo vi todo. yo joven yo nueva yo obstáculo caído. era inevitable este sueño pero ahora no. ahora no que ellos a los lejos se hacen añicos. no no esta pesadilla sentir esas suelas en mi espalda. horror verte mirándome. caída. y se me cerraron los ojos del peso, tanto peso a lo lejos y todo derrumbándose en cámara lenta. cinedrama malo de caretas predispuestas desde antes, mucho antes. cerré los ojos y vi naranjas, rojos y chispas negras. espantada entonces me tragué el aire que congelado colgaba ya en mi boca. y el recuerdo de baladas ajenas tarareadas al azar. al caminar sobre el hielo. con botas de fango. una muerte más anunciándose entre mis pestañas cada mañana. una a una. qué más da el orden de cada factor. sigue siendo el horror. y a lo lejos, todo se hace añicos.

7. en aquel matiz de las instamatics sin luz te he de mirar ausente ya de cuerpo frágil enumerando episodios nunca vividos. de dos en tres y al seis o siete veces sin numeración. porque soy absurda. y no, no te reconoceré. serás mi padre mi madre todas las idas y entonces el alivio. serás el no ser más siéndolo. es lo peor que pudimos ser. de nunca haberlo sido ni una sola vez. el horror. y a lo lejos todo se hace añicos y no. no me puedo parar. enderezarme del hielo. del fango. entre los añicos los cristales rotos. el horror.

1. dónde dónde está el principio dónde. y hace tanto tanto frío qué horror.

framED


images 1 and 3 found on internet

queMEahoga

del portugués, la palabra perfecta del día...

3.04.2015

cuálQue

con qué facilidad se tiran de las ventanas en las películas. ágiles y flexibles cuerpos idos. enjambres de tormentos desflorándose en el aire. todo sería más fácil así, acabar así, decías aquella vez mirando hacia abajo, el frío metal entre los dedos. la gente arremolinada pasaba y tú en lo alto, mirándolas. y el sonsonete de esta voz al recordártelo. 

cuál que padecías de vértigo. quién que harías el triple ridículo. y dónde sonreíste. cómo deseaste que todo fuera una película. enrrollándose la cinta casi quemándose al pasar por la bombilla. la estática en las bocinas ronroneo y lamento interrogante y prominente. 

que cuándo pronombre de celuloide el suicidio en sustantivo continuo. vamos. el único adjetivo.

© om ulloa

ojosnegrostraicioneros


fino taquito de ojo y oído en la pradera

nowThat'saRoomWithAview

@arch2o:gijs van vaerenbergh

3.02.2015

ENtrasFondos


Trasfondos: Antología de narrativa en español del medio oeste norteamericano (Spanish Edition)

cualquiera

Henry Turmon, WhiteShirt

resbalé. y me caí. cualquiera resbala y cae. dice el son. y es verdad. caí de culo y quedé con el cráneo desbaratado. así. boca arriba cara al sol. sentí el azul encharcarme las pupilas. el hilillo pegajoso de sangre ya me mojaba el cuello de la camisa almidonada. era blanca del mejor algodón. a ella le encantaban mis camisas blancas de algodón. siempre que me ponía una, con frecuencia, su mano rozaba la manga en un desliz descuidado y lento. cuando sus dedos llegaban al cuello almidonado el desquicie de sus pensamientos se podía advertir en el ritmo agitado de su respiración, quedo pero profundo. por eso, ahora que sentía la sangre manchar el cuello almidonado de mi camisa blanca de algodón pensé en ella. la mujer de ojos livianos que me esperaba ansiosa en algún lugar de esta amplia ciudad --a quien tanto le gustaba aspirar la esencia de tela recién planchada de mis camisas blancas-- no iba a entender que cualquiera resbala y cae.

por esto intenté levantar la cabeza rota del asfalto negro salpicado de sesos. los anaranjados centelleantes opacaron el azul que se precipitaba huyendo de cada una de mis iris. las brisas de las esperas son tensas, lo sabía, aún con la cabeza rota. presentí que me iban a quitar la camisa a jirones y lo lamenté. ésta en particular me había costado un ojo de la cara.... su blancor cegador era producto del mejor algodón egipcio materializado en un inmaculado diseño italiano. por la mañana ella me había dicho que esta camisa blanca me quedaba "regia". cuando lo dijo, levanté la vista del momento y la miré, recostada en las losas del baño, desnuda y con el pelo mojado. lo dijo sin ironía, como acostumbraba. por eso el peso de la palabra me advirtió que su respiración empezaba a profundizarse. y sentí la redondez del tubo que me introdujeron por la boca casi como su lengua entre mis dientes. escuché las voces dispersas sobre mi cabeza rota como los quejidos de la camisa horas antes, al estrujarse entre sus dedos enjabonados. y la sentí desabotonando la impecable camisa blanca de algodón entre suspiros perdidos en los múltiples ecos que me evolvían, flotando ya como estaba sobre camillas livianas, con la camisa abierta y el pecho al aire, y ella mojándomelo de saliva murmuraba "no te la quites". entonces logré enderezar la lengua dentro de mi cabeza rota y lo dije, al cielo que ya no era azul: "no me la quiten".

en la penumbra del baño ella me abrazó con la piel aún húmeda y sentí que me caía, que resbalaba otra vez, de cara a ella, que se restregaba en el pulcro algodón de mi camisa blanca. zumbó y jadeó enredada entre las mangas tocándome con la sensación de urgencia del momento que ya se iba. levantó la cabeza aún con los ojos cerrados, la mía rota entre sus dedos pálidos. resopló con un quejido y su voz timbró aguda en mi oído mientras sus manos se aferraban al cuello de mi camisa blanca de algodón. entonces se lo dije, en busca del perdón: "ya ves, cualquiera resbala y cae".

© om ulloa 
prev. publicado en tumiamiblog

(Nueva versión aparece también en

Trasfondos: Antología de narrativa en español del medio oeste norteamericano (Spanish Edition)

ver post con audio).

worthTOgo


2.27.2015

enELaire


--cuántas flores lindas... 
--¿viste? el paraíso... 
-- ... pero ¿y las mujeres desnudas?
--ah bueno. empecemos contigo... 
--ni te atrevas... pero, dime. ¿eres feliz? ¿aquí?
--ven, huele éstas. 
--atiéndeme. yo quiero que seas feliz. 
--y yo lo quiero aún más... para ti. ven, huélelas. el aroma es alucinante. te empuja el olfato hasta la médula y allí se te revuelve con la sangre...
--podríamos serlo juntas...
--¿juntas? ah... ssshhh. anda ven. huele estas emanaciones de la auténtica felicidad. 
--...
--todo radica en un soplo de aire...
--...
--ay,no te vayas. ven... huele...

  (wishingITforacha)

nada

2.17.2015

AnDnEEds

I am in need of music that would flow 
Over my fretful, feeling fingertips, 
Over my bitter-tainted, trembling lips, 
With melody, deep, clear, and liquid-slow. 
Oh, for the healing swaying, old and low, 
Of some song sung to rest the tired dead, 
A song to fall like water on my head, 
And over quivering limbs, dream flushed to glow! 

There is a magic made by melody: 
A spell of rest, and quiet breath, and cool 
Heart, that sinks through fading colors deep 
To the subaqueous stillness of the sea, 
And floats forever in a moon-green pool, 

Held in the arms of rhythm and of sleep.

I am in need of music
Elizabeth  Bishop

<

1.28.2015

standBYme



agradezco a quienes me siguen visitando --a pesar del silencio. y es que la vida, ay la vida y sus ironías... tiovivo de mierda.

mi padre se va un poco más cada día. y el miedo no es ya la muerte sino la agonía de la tiniebla que lo martiriza. el horror es haberlo perdido ya y tener que darle cara al impostor que lo habita. 

1.12.2015

quenolofueran

Que todo fuera innecesario sin virtud de ser doliente y maligno. Como lo es. Que mi voz se acumulara en vasos helados refrescantes elixires monocromáticos deslizándose en mi garganta. Que lo fuera, cauce, concha y desembocadura. Que estos títeres de barro y sangre de mis noches de insomnio respiren el polvo del olvido disipándose en fumarolas en la distancia de lo imaginado. Y que sus toxinas no lo fueran, no lo fueran. Quedas sus voces fueran silencios leves exprimiéndose por venas tupidas de gritos dispuestos a ser canto. Verso en coro y elaboraran vocales abiertas. Tenues las consonantes que tanto quejido se disipe antes de serlo. Y quede el intento, por lo menos el intento. Del baile en pasos fugaces que no culminen en el vacío. En balde y en vano estos pasos del vals lento encumbradas las caderas a los picos del movimiento. Que siga la pauta del sonido. Voz de voces y susurros, que lo sean. Giros y vueltas, des gracias de destino. Que no lo sean. Y esos brazos mancos sin manos ni dedos, para escribirlo, que no fueran míos. En balde y en vano, que no lo fueran. © om ulloa

joKeITouT

pssst

you got me thinking... surreal Tumblr blog LiarTownUSA may be the place for you... 

1.07.2015

grisDEconcretoYneblina

mi ciudad fría y vacía, gris y mojada en días feriados, las calles abiertas. se lo dije al llegar. quiero salir, me urge recorrerla. salimos. la ciudad fría y vacía. casi. gris de concreto y neblina. lake-effect everything. hermosa en su quietud, apenas gente. manejo de oeste a este, al sur luego norte, por la orilla del lago verde claro con un ribete blanco en el horizonte que tanto engaña, queriéndose hacer pasar por mar. desde temprano dimos vueltas, adueñándonos de su amplitud, su generosidad arquitectónica. es una maravilla la ciudad sin apenas ruido, monumento urbano, escultura exterior de esta humanidad que ha de ser siempre cavernícola. quiero verla, sentirla mía un rato, le dije a eLLa al llegar. la he extrañado, mi ciudad, que no es mía como tampoco lo es mi ciudad-ella, aquella del mar y sol con chabolas de lujo por doquier. y palmas, lo verde y de las flores tanto color. sí, existe una fuerte atracción, confieso. el deseo de las mujeres desmangadas, esbeltas caminando por los senderos donde yo me siento a verlas pasar, frente al mar, siempre pensando en otro lugar. mi ciudad, brutal y helada. mi ciudad real y leal, que me recibe una y otra vez. a pesar de que le soy infiel con la otra, la del vinilo que se ablanda poco a poco bajo el sol. cediendo. y esta la ciudad fría y vacía. casi. gris de concreto y neblina. lake-effect everything. hermosa en su quietud...

como a mí, recorrerme un rato, contestó eLLa y sonrió. casi, le digo. y la abrazo. eLLa que ya quiere a mi ciudad tanto o más que yo, y a veces se la sabe mejor que yo, tan distraída en el vaivén entre las dos, ciudades, que se me fugan las imágenes en el intento de acumularlas. ese edificio es nuevo, y ése, digo. qué había ahí antes, le pregunto. y entonces, cuando me lo dice, veo sólo lo que había aun antes. como si mi mente fuera un archivo de las últimas tres décadas del siglo veinte, desde que la gran bifurcación me trajera aquí. a mi ciudad de los amplios hombros y frío cruel. así, estuvimos horas dando vueltas. y vueltas. sabes, le digo, cuando regresé de nuevayork, hace tanto ya, esta ciudad había cambiado de tal manera en apenas tres años, que me perdía. a veces me frustraba no saber ubicarme y me sentía ajena. y la insultaba. tú, tú también movingOn, claro. pero se me fue amoldando, otra vez, sigilosa hasta que su abrazo de acero y concreto me apretó de nuevo, y de nuevo otro escape tras el measfixio. 

y caíste en medio de todo un continente, patas pa'rriba. pero volviste, otra vez volviste, dice eLLa mirando hacia fuera y su cuello de cisne tenso, su voz tenue, su mano en mi muslo. me parece mentira que estés aquí. y a mí, alucinación y pesadilla, entre todo lo demás. y me acaricia la rodilla y volamos por el LSD rumbo a ningún lugar. voy, recorro esta mi ciudad, tan hermosa y amplia, llena de recovecos y voces y acentos varios, sus capas y capas de humanidad, maloliente y tibia, y me veo y reconozco. es mi espejo, me refleja adolescente, joven inquieta y fresca. bella ella cambiante febril de sus calles eternas y lozana y hermosa yo, mortal e ignorándolo, amándonos tanto por sus rincones polvorientos yo en derroche de curiosidad y anhelos de urbanidad reconstruida, una y otra vez. 

y nunca, entonces, por qué nunca logro reconocerme, en el espejo de mi gente, cuando deambulo ausente por mi ciudad-ella, la otra, aspirando el salitre que es su aceite. por qué no me veo, ni la veo, ni cara a cara nos vemos, ella hundiéndose en el mar. y yo anhelando el mar siempre el mar. y  apenas ya tengo que volver y el miedo me espanta. esta vida en hiato, colgada de otra vida, esperando de la tragedia su final sin anhelarlo. miro de reojo mi ciudad, fría, mía. se me afloja todo lo que eLLa me aguanta. me abraza, frente al lago helado. ya será otra vez primavera, pronto, ya verás. 

aFilando



LauZán (2015 and 2007) y Lucille Clerc's homage to the fallen in the Paris horror...   
Afilando punta contra el extremismo idiota y fanatismo imbécil, siempre.

1.03.2015

Los “derechos” del verdugo



Armengol, en su Cuaderno de Cuba sobre el aRtfFaire Bruguera y su cubidespués...

Controlar a los intelectuales ha sido uno de los mayores esfuerzos del régimen cubano. También uno de sus fracasos más manifiestos. La última oleada represiva, desatada el día en que la artista Tania Bruguera había anunciado colocar un micrófono en la Plaza de la Revolución para que todo el que quisiera expresara su opinión sobre el futuro del país, no es otra cosa que el capítulo más reciente de esa batalla con treguas entre los hermanos Castro y los escritores y artistas, que se inició el 1ro. de enero de 1959.


... ... ...

Para el régimen, los escritores y artistas no son más que personajes peligrosos o muñecos insignificantes, dedicados a un oficio que el sistema siempre se ha empeñado, aunque sin lograrlo, en convertir en una actividad pueril. No hay que pedirle a un intelectual que, en razón de su oficio, sea un valiente. Tampoco que sus opiniones políticas tengan más valor que la de cualquier otro ciudadano.


No se trata de hacer un llamado a comportarse como héroes. El heroísmo es casi siempre una salida desesperada ante la mediocridad y la estulticia, pero un gesto condenado a consumirse en su propio esplendor, casi siempre incapaz de transformar de forma duradera la vida cotidiana del país, salvo en el reino de lo anhelado y ausente. Pero al mismo tiempo existe una tendencia histórica en la nación, definida por una actitud intelectual y antidogmática, que desde los primeros afanes independentistas hasta hoy siempre ha propuesto la creación de un país libre. Una tradición que no puede olvidarse. Está en juego la dignidad cultural cubana.

wIESŁAw

1.01.2015

shavingITallOff



para empezar el año bien lampiños, nenes... afeitaditos y limpios, pásense cuchillita por las sombras de lo cutáneo y masajeen la épica epidermis, que este 2015 es año 8 y ya saben... ocho rima con... circulitos, buñuelos, anteojos y tetas, todos deseos concéntricos de mis ovalados ovarios a uds, fans de mis sonorismos... o no

foto: Jan Saudek