10.27.2014

hermafrodisíacoNbikiniArayas

as i lay down dying in the midst --todo tan vaporizador y vaporizante-- of this zigzagueante nocturnal stupor, (not in a mist, mind you), a translucent visitor swashbuckled its way in --mosquetero infiltrado en el mosquitero-- tingling my skin with its echo-ringing metalLove shining on her, (his?) swishing sword as it tore me open --rajada en un rugido-- with the shiny edge of its silver blade deep cutting the excess of grey weight fornicating in the foamy core of my mind amongst torn hair follicles and fireflies.

y se desnudó de capas y espadas entre duelos sin sables... y sabes, dijo lenta deletreando su nombre sobre mi piel, rattling-on centelleantes figure-eights con la punta de su arma blanca. y me sacó sangre púrpura que bebió a plenitud con placer de mi boca abierta en fuente rota, desbocada, diciéndose conocedora del vino en barril manchando tablas incendiadas, añejado entre fallidos espantos, florecido con pétalos aterciopelados de espinas entre las piernas.

and all this she, (he?) said --antes de mi anticipada muerte en miniatura ella única príncipe y reina-- que venía a salvarme del sopor nocturno, del desvelo entre anhelos con poco sol en el letargo del intermedio, a quemarlo todo en las sombras pardas de sus brillosas pupilas. y se empinó ligera blandiendo hojas de acero como helechos verdes, húmedos y saturados de lluvia porque todo eso que era, elegante hermafrodita fiera ya frente a mis ojos dándome picotazos entre las cejas, deslumbrante
 pajarraca hermosa, ágil espadachín volador dueña de toda mi pena embarrada del vapor que su sexo incierto, que nunca mentira, abierto y dispuesto desprendía --as i lay down dying in the midst-- ahora sí, in the mist, rociada de neblina, ella ya capullo de mi flor en cuclillas flotando sobre los muros de mi celda, irrigándome la entraña con el tenue roZado vaho de la esperanza. 

texto y foto © om ulloa

foodANDbody


MAKE YOUR MAKER Short Film from Lucy McRae on Vimeo.

10.26.2014

verdeQUE

el otro día, eLLa, que arribó con su aquíToy flechazoRpresa, y yo perdidas en los nuevos barrios mayamenses para nuevos nosequé, buscábamos arte y color en medio de un día de lluvia infinita. después de media vuelta, hartas ya de ver gente que se cree linda pero feafea con su bobería a cuesta, decidimos comer barato después del zarpazo de un espresso raquítico y acídico a 3cocos el golpecito en un tal café pantera, que dicen es lo máximo por estos lares. y luego de rugir como lincetigresaleona, eLLa, que cuando tiene hambre no cree en nadie, se pone con el telefonito a yelpear a ver qué, en wynwood y alRRedores diseñadores, se prestaba para nuestra humilde digestión.

salió en primer lugar un tal DeliciasPeruanas, y fuimos paLLá, pero no existía ya... niñas, haceRatoEsoNoEstáY, dijeron burlones en la gasolinera de enfrente. empapadas de tanta guanajada, ya con las ganas de lo peruano en la punta de la lengua --porque hay tres o cuatro cocinas en el mundo que sin ellas no seríamos humanos... y la peruana es una de ellas, con la mexicana, la china y la italiana, que lo demás es bobería y fusiones engatusadoras de carbohidrato. así, suspirando pero no en limeño pero sí en cubano por arrocito verde descubrimos entonces otro peruano en la biscayne y la 25, llamándose bien cursilón SaborAperÚ, pensé pero paLLá fuimos. 

en medio del aguacero y ya tirando para las dos de la tarde, aquello estaba repleto de niñatos y nenas fresas peruanos, fusionados y lindos. y claro, las camareritas eran todas nenitas chiquitas, trigueñas y serias, esfinges casi, de boquitas carnosas y acento hueco, hueco, huequito. y ni una vez me miró a los ojos la que nos tocó, impaciente con mis preguntas, merecedora de una buena nalgada en su culito apretado. cálmate, me dice eLLa tranquila, riéndose. mira como hay gente, es buena señal, dice. y sí, todo estuvo muy rico y comimos con hambre abierta, que es como único se debe comer... en resumen, nos tiramos por los clásicos, ah, pero el arroz  verde con camarones, azuquita deliciosa a pesar de estar ensopaíto, que yo lo prefiero desgranado. se lo dije a la camarerita, que entonces, y sólo entonces, dejó que una leve sonrisita se asomara a su boquita protestona. cabrona, pensé, pero eLLa me contuvo.

entonces, recomendado queda el lugarcito, que aunque miniatura y apretado, sirve abundante, relativamente económico que no barato, y bueno, muy bueno. y al que le gusten las camareritas peruanas sádicas, pues eso, que allí abundan. 

malpasosENdúos

amigovioYfollamigo

rebate debate con la lengua, qué ricura

la RAE incorpora nueva palabreja... amigovio, y los españoles quieren incluir entonces follamigo... eso, a contaminar la lengua, coño... que se deja, que se deja

en el El mundo

10.23.2014

leicayami

pues para el que no lo sepa, esta ciudad-ella tiene una milla de los milagros. cosas veredes, Sancho. por lo tanto, después de hacer mil malabarismos con un viejo por aquí y otra vieja por acá, tejiéndome una peluca de paciencia gris y encajándome gafas oscuras, que no opacas, fui a la milla de los milagros a pagar el teléfono, que entre tantas cosas que hacer, socorrer, salvar de la pudrición humana, se me había olvidado. 

es que no doy abasto, me digo de pasada pensando en mil detalles, todos en vano. porque la vida... y cada uno de ellos, mis planes y esquemas para facilitar esto y aquello, en vano. yo subida en el podio del razonamiento, puliendo esquirlas desprendidas, en vano. yo desperdiciando años, en vano. entregándoselos a ellos, que me los dieron todos, en vano, en vano. sí, porque todo esto es en vano, las idas y venidas tragando humo de cenizas y atorándote de furia, despecho, rabia contra esta vida y su despelote, constante... entonces, en vano y de manera colosal entonces, mi fracaso. y sí, entenderlo como lo sé, inteligentemente; saberlo como lo veo, con claridad venir hacia mí, es lo peor. but if not me, quién y de quién y por quién... y no siempre fuimos esto, no.

pero no doy abasto y me lo siento, aplastante. y salgo de la tienda esquivando vendedores insufribles que me quieren encasquetar otro teléfono más. váyanse a la mierda, casi les grito, irritada, irritable, pero no. soy más que esto, me digo, mucho más. y me río de mí misma, viéndome en el reflejo del ventanal. es que si no tú quién, y que me ría --me digo-- es buena señal. además, mira mira mira, es un día espectacular sin una nube en el cielo y circula una leve brisa. demos gracias, pues, me digo, que estás en la milla de los milagros. demos gracias al unísono, yo, ellos, y todos los demás aún en pie, tremendo milagro. y decido darme un paseíto, mirar gente, ver qué hay de nuevo por acá. por este submundo de un mundo que no es mi mundo, pero casi y voy, como siempre, lenta y densa, observadora. así un rato hasta que vislumbro el punto rojo de un letrero que me llama la atención. Leica. como no veo bien, y las gafas oscuras que no opacas... me acerco más, porque como que no me lo puedo creer. a Leica store? pues sí, tremendo milagro. una tienda que vende cámaras Leica, de las más deliciosas y caras del universo, en mayami, pobretona tierra de nadie y rica lavandería de dineros sucios donde todos los fugaces vienen a reinventarse. enchapados y envueltos en nuevos tules, siempre. bah, en serio, que no me lo puedo creer, ¿venderán algo ahí? me digo caminando en medio de un sinfín de tiendas cursis de utensilios para novias, bodas y divorcios, una tienda que vende el fino invento de un inspirado Ernst Leitz. increíble, indeed, la milla de los milagros. 

curiosa entro a la inmaculada tienda donde reina el silencio y una jovencita, sentada al fondo, surfeando la internet, me recibe, contenta de hablar con alguien. termómetro infalible la ansiedad del vendedor cuyo día es un ciempiés de horas inmóviles. just let me know if... sure, just admiring the wares. unos cuantos modelos de Leicas novísimas y preciosas enfundadas en mágicos plateados descansan en mini vitrinas. sin precio, claro. todo de muy buen gusto, fotos enmarcadas colgadas en las paredes, asientos minimalistas. rojo y negro por doquier. me acerco a la joven. saludo y en mi mejor voz amable le pregunto que cuánto tiempo lleva la tienda abierta. ah, really, digo sin escuchar. recito que me sorprendió ver una tienda así ahí, en la milla de los milagros para novias ingenuas. la nena sonríe, in the know. me dice que hay varias en el país. la consabida de nueva york. una en san francisco... pero ¿en miami? insisto... ¿venden mucho? duda ella en contestar y esa es mi respuesta. veinticuatro al año, al público mayamense, sería un gran logro. dos al mes. pero la nena ya contesta, servicial... como todo en esta ciudad, me dice, we mainly cater to the high end Latin American market, where there are no Leica stores. ni nada de todo lo demás. ah, claro, respondo. makes sense, digo, but of course. le pregunto entonces por las fotos que cuelgan. well, we have exhibiciones, y presentaciones, casi siempre de fotógrafos locales, dice. me pregunta ella de dónde soy, por el acento y porque me quiere apuntar para invitarme a las presentaciones. ah no gracias, le digo, no estoy siempre aquí, ni allá ni en ninguna parte. well, you can follow us on facebook, añade sonriendo. ah, claro. y mientras miro un catálogo, me dice cuál es la próxima presentación, por si estoy y me interesa. achico los ojos y le pido permiso para ir al baño. porque tengo que marcar cuanto baño hallo en mi vagar. es una manía muy importante, me digo, para cuando sea homeless y tal. 

sentada en el toilet del baño, inmaculado, hojeo un panfletito. y pienso en todas esas torres de vinilo blanco y balcones azules frente al mar, todas iguales, desafiando al gigante dormido. ¡al mar! sigan, sigan cuqueándolo, drenando y dragando por doquier cuando se despierte, se van a tener que tragar tremendo cable marítimo. y arena, mucha arena. y torres, torres, museos, museos, tiendas, tiendas. porque todo esto para quién, ay para quién. 

y salgo del baño, manos limpias y todo, y me despido de la nena, muy amable. dejo atrás el frío acondicionado de la tienda y me voy caminando, en medio de un día espectacular hacia la vida --gris y torpe, que me espera. voy pensando que tengo que buscar mi Leica vieja, antique ya casi, quequiénsabedóndecoño está guardada, sumida en el silencio del olvido del closet ese que cada vez que lo abro, explota en vahos siniestros. na, mejor, no, que la recuerdo mejor. como todo lo demás.

miraClestarship

quellaBestia


ma che, ma che! sei ancora ceica? non vedi li quella bestia?
Sofía?
eccola, Sofía! bestia!

10.22.2014

amiChe


Gina e Silvana ... amiche 
ma che dice, cara, non vedo niente
ma ci lo ho indicato, cara
ma che?




regnavaNELsilenzio

DeMonstrorum



Fortunio Liceti (1577-1657) Italian philosopher, doctor and scientist, author of De monstrorum causis, natura et differentiis (Of the causes of monsters, nature and differences) documented the many “monstrosities” and deformities reported in nature.

more@dangerous minds

10.17.2014

pecesTeRRestresYhermafroditasACUÁticos

cuando yo dormía con peces terrestres
y hermafroditas acuáticos 
despertaba húmeda y seca 
mi boca hecha un pingajo henchida la lengua 
de aguijonazos inesperados recubierta 
de brillantina malva y disparates rojos 
entre gatos cojos y un pirata maricón 
pajeándose en el balcón su bello pene 
limón citrón marrón la sangre
apretándola gota a gota 
como rocío entre sus piernas

y allá afuera 
traqueteando por los rieles ratas y curieles 
perros satos y hermafroditas a cada rato
que conmigo se acostaban cuando yo 
me permitía aspirar polvo lunar por el placer 
de su arena falsa la sensación quicksand 
y el lavatorio 
de ácidas burbujas de jabón 
imaginándomelo todo entrando en acción 
veloz yo entre tantas marionetas inquietas 
y piñatas para la explosión

mientras las ventanas abiertas 
a los ruidos del planeta
los peces terrestres limpiándose las escamas
los hermafroditas acuáticos en bikini a rayas
gritando en pleno narcisaje mírame las tetas
míramelas y caían en pico las estrellas
como si conmigo nada de aquello fuera ni tóxico
ni dañino ni espeluznante ni de ahora en adelante

cuando yo dormía entonces 
pesadillas a colores la textura y el contraste 
entre promesas y desastres
en aquella pecera de vidrio blando 
abundaban los cuadros y se multiplicaban
los círculos polares 
yo enfocando afocante en el hielo
resbalando deslizándome
atrapando peces terrestres en la boca 
y singando en la niebla del frío
con hermafroditas acuáticos 

texto y foto © om ulloa


boWien'



BowieIS @ chgo's MCA

10.14.2014

élyoCONosotros

papipapúpipo por qué otra vez. arrebatados del miedo solos tú y yo. yo que no quería estoy aquí porque un día fuimos más que todo esto que nos consume en vano en medio de miserias humanas. porquerías. tú tan lejos de aquel que fuera gigante de mis sombras. yo tan cerca de las sombras. tú mi tormento. por eso. sólo porque una vez fuimos mucho más que este absurdo de vida. esta pesadilla sin sueño. y pido que puedas, otra vez, pero sólo por tu bien. tú tan inmenso de mi mano vamos. y estoy aquí, aunque no quisiera. pero estoy aquí. en fragmentos porque entera qué es eso. y lo mismo lloras que te ríes que me odias que me quieres. y no queremos estar. aquí. pero hubo una vez que todos queríamos estar. dar. besar. gritar. gozar. por eso. porque tú más que nadie yo. y ella trémula, silente. yo que grito y me desmorono yo que soy tu imagen terca. tu doliente tortura. y no quiero serlo. pero estoy aquí. porque cierro los ojos y sé que fuiste otro. y me alzabas en el aire para que el chorro del agua chocara en mi barriga. y me decías mela-mi-mela y te reías porque la vida era eso, entonces, un delicioso chorro de agua fría. porque llegabas en la madrugada cargado de peces, contrabandeados, y me besabas antes de irte otra vez, a buscártela. túdetodo con tus manos inmensas. queriendo ser un hombre de bien. por nuestro bien. estar. y así, un día y otro. hasta llegar a este hoy. tuyo y mío solos. ella manojo de nervios sueltos y mirada opaca. muertos de miedo. en silencio. chorreando furia los dos. mirándonos sin apenas conocernos. pero una vez fuiste mi punto de partida. mi caballo loco. mi cliente de peluquería. ¿con cerquillo, papi? comotúquieras. mela-mi-mela mi sol mi churro caliente mi palitroque crujiente mi jamonada en aquel mercado agarrada de tu mano abriendo surcos en la vida. mira mela. dónde papi. porque una vez fuiste mucho más que todo esto que nos consume en vano, estoy aquí. mirándote a mi pesar.  con pesar otra vez contigo y el miedo. aunque no quiero. papipapúpipo. que todo sea por tu bien que no el mío aunque yo también. quiero. mi bien. estar.  y no este miedo, no. este miedo no. otra vez no. 

mundoSelf


10.12.2014

enelbalcónAQUEL


párate en el balcón un rato y déjame leer. las hojas del periódico tiznan las yemas de mis dedos. ella se ríe a carcajadas. no, que si lo hago me voy a desnudar. levanto la vista del periódico de mala muerte que tizna mis dedos con noticias carbonizadas. la miro linda y fresca, con ganas de joder. se sonríe pícara y sé que está ansiosa por hacer maldades. se siente liberada de tabúes y cortinas gruesas. corridas, siempre corridas. dale, a ver, le digo. empieza quitándose la blusa. de flores que cae despacio sobre el parquet. queda en sujetadores negros y sus senos duros brillan blancos. me río bajito. dale, sigue. se quita la falda. negra. vaya, y claro que lleva sayuela. de encajitos negra. y su melena también negra se mueve y cae cuando baja la cabeza y se la quita, la sayuela. me enderezo en la butaca, dejo caer el periódico de mierda que me ha puesto las manos negras de cenizas. me echo hacia delante. viste, lo voy a hacer, dice agresiva y empieza a quitarse las bragas. negras. estás de luto, bromeo y me mira fija. adelantándolo todo estábamos. ve y abre el balcón, le instruyo. voy. da unos pasos y lo abre, el balcón aquel. del hotelito oscuro. para templar, el hotelito perfecto para templar. a ver, qué tú crees, lo hago o no lo hago. hazlo, le digo riéndome, hazlo... quítate el ajustador. y lo hace y cimbrean sus tetas de carne blanca y dura. me echo hacia atrás en la butaca y la veo moverse ya por el cuarto, como bailando, sólo en tacones. claro, tacones, que nunca se los quita. yo admirada y ella baila y su melena se mueve y me mira, aguda. es tan hermosa, lo sé. una diosa, me digo, yo tan atea. cruza el ventanal del balcón veloz. una, dos, tres veces. y zas, sale. desnuda y en tacones. y se inclina y me regala un paisaje de nalgas. suspiro profundo hasta quemarme las pestañas. un paisaje de nalgas, le digo. y se ríe, ella desnuda en el balcón. se ríe a carcajadas lentas.

balcOneandO

10.08.2014

mividamiamormicielomiquerer

mividamiamormicielomiquerer me espolvorea la voz. psssst. entre las pestañas la veo desdibujada. cariñitomividitaamorcito. y me toca leve. es una voz dulce y tintineante, grácil. me gusta su eco y su tacto. escucho campanitas de pulsos y joyas varias. no puedo abrir los ojos. no quiero. está cansada, la pobre, dice la voz como si recitara y siento que el cojín del sofá donde estoy desmadejada en hebras se hunde. aspiro el dulzor de su perfume potente. aromafloralfuerte. añejado en botellitas de vidrio pesado. ayquépelomáslindotienes, dice la voz varias veces. tal vez entre susurros de aprobación. respiro profundo con los párpados cargados de sueño. apenas me golpea la cabeza un rayo de sol y lo siento tibio en el cráneo en medio de la salita fría. me muevo torpe acurrucándome en la esquina. con los ácaros que allí viven en constante movimiento reciclándose entre el polvo polillas en busca de luz. como yo, aun dormida. y ella y su voz de cristal rajado se me acerca. de dónde viene tan frágil. mividamiamormicielomiquerer repite con su rostro chiquito cerquita al mío. es una voz dulce pero vieja, finita pero no aguda. es grave, casi grave, escucho. mis pupilas rotan y no quieren verla. de pronto siento su mano delgada sobre la cabeza. pasándome la mano sobre el cabello, sus dedos. quiero abrir los ojos y no puedo. me pesan tanto y no puedo ubicarla, su cuerpo ajeno. la mano me sigue acariciando con gestos suaves adentrándose poco a poco en mi melena. hebras de plata desmadejadas, la siento con sus uñas rozarme. y de pronto la vocecita, lenta y bajito, profunda y húmeda empieza a cantar. duermeteminiñaduérmetemiamor... dentro de mis párpados se forman burbujas. azules, tenues. se me afloja la mente y se deslizan derretidos los pensamientos. miento y pienso y voy cayendo lenta en la mano temblorosa que me cosquillea la cabeza jugando con las mechas de mi pelo, sus dedos finos trenzándomelo y luego separándolo. tequisecompararcariñomío. y las olas a mis propios pies me arrastran. québonitopelotienesmividamiamormicielomiquerer, repite la vocecita entre estrofas de canto. ausenciaquieredecirolvido. hace pausas y respira con dificultad. pero luego sigue, tranquila y tierna. cimbreante casi ella con su voz en alza, creando ondas entre las olas. mi cuerpo se hunde más en el cojín de arena mojada, profundo cae casi sobre la tibieza que ella emana, como si fuera un rayo de sol. trazando sombras a mis pies. sombras móviles entre las hojas muertas del framboyán morado. mis pies chiquitos matando hormigas. mi lengua viva alargando el dulzor quemado del coquito, eterno símbolo de libertad, haciéndolo durar. inigualable sabor, todaunavidameestaríacontigo y los finos dedos de la mujer vieja me raspan la mente. sinuosos y fuertes. floto en su regazo que emana vapores. nubosidades de aromas. perfumerías y alucinaciones. líquidos extractos de las flores muertas que entre mis dedos juegan a ser vivas. moradas blandas podridas. necesitas dormir mividamicielo. y me acaricia el pelo despidiendo vahos y canciones viejas, la mujer. una mujer. ella. necesito un orgasmo agrietado contesto apenas dormida con voz de niña ida a buscar ilusiones perdidas. grítalo dice, y la mujer se ríe, cómplice desconocida de súbito sirena anfibia de cola dura. de melena negra y ojos transparentes llenos de burbujas. azul tierra verde cielo castaño mar carmesí. y canta contigoenladistancia su voz ajada de penas y sueños. miamormiquerer susurra lenta. mente. qué linda es, hermosa diva en plena ópera mientras sus dedos transitan mi cuerpo desmadejado en brillosas hebras plateadas. la brisa en mi pelo negro bajo el framboyán morado nos mece y en sus dedos fuertes lo sostiene, color de plata casi blanca mi pelo negro ya todo yo sin mí en sus manos finas y fuertes. entre aromas exaltados por el murmullo del mar que entra y sale de mi cuerpo que no tiene voluntad. y me voy y vengo resbalando sobre el cojín enchumbado de arena mojada. la sal en los labios ella me besa caricias de sirena, escamas de carne cola con nalgas torso con tetas, repleta de ella susurrándome canciones de cuna coja. y me arropa. me abraza. su rostro sin huellas se pierde en mi pelo, aspirándome. qué delicia tibia su aliento de menta y entre sus senos blandos ráfagas de albahaca. y en mi boca, dando vueltas entre mis dientes, flotan los fragmentos. del amor de un día de invierno y apenas una noche de verano. del querer combustible posesión en constante erupción. del deseo turbio y ronco. y me lanzo desde el borde de donde cuelgo hebra enorme, hilo suelto sin principio ni fin. entre sus dedos ella me atrapa. me aprieta. me textila tila tila y me contraigo ojos cerrados pesados de sueño, la boca abierta de stupor. ay el clamor que se despide de mí y entra en ella. ella, ella, ella, ella, ella quiénsabequéfantasmaella me sostiene fuerte en la palma de su mano casi abanico. cerrada en su puño quedo desmadejada. todos mis hilos sueltos entre sus dedos mojados. mientras durante siempre me canta una entrecortada canción de amor infantil. versos de cuna yo dormida en su cama catre mar abierto y rayo de sol. y ella ligera se esfuma entre mis piernas mividamiamormicielomiquerer...

todaUNAvida

10.06.2014

deLLaDAeL


South Loop Snowfall from Nicholas Felland on Vimeo.

me dicen nevó en Chgo este pasado fin de semana. un polvito apenas que ya anuncia lo que viene. el ciclo de la vida. y yo aquí sentada bajo una mata de uvas caleta escapada del sol. abusivo e hirviente. yo aquí en la sombra ida de los pasillos fríos. mirando el mar pensando en su profundidad oscura, silente. y cierro otra vez estos ojos que no me pertenecen para pensar Chgo nevado, mudo, hermoso. gente joven que se amaba, sueños que no dudaban, la magia y luz del reflejo y su capa de casi espuma blanca. me dicen nevó en Chgo y mi espíritu casi ido se eleva sobre estas olas a mirarlo todo de lejos. qué lindas se ven esas calles del south loop, mis calles. ese tren elevado, mi tren. esa nieve floja, mi nieve casi arena. ves, contesto al mar, tan sumiso y gris en esta bahía llena de cenizas cubanas, nada es más real que el recuerdo. tú en varadero, nada más bello. esa nieve leve y tierna colgada de lo que fuera alguna vez mi lengua, nada más tibio. y suspiro aromas de yerba cortada y salitre estancado. se oyen campanas de la ermita al lado. y en mis oídos el incesante chacachaca del tren elevado. y del otro lado habla la gente, mi gente. sus jerigonzas de siempre. y no les pertenezco ni más ni menos que al hombre que lucha su vida, otra vez, a mis espaldas. y quiero huir. sin salida. frente a mí el mar, líquido y profundo. en mi mente la nieve, resbalosa y traicionera. yo que tanto lo amo, almar, a él aún no puedo entrar. Yo que tanto la amo, mi ciudad nevada, a ella no puedo regresar. y sólo puedo escapar aquí, sentada frente al mar cuando me dicen que nevó en Chgo. un polvito apenas para principiar este otoño bajo la sombra de uvas caletas. 

cantoAeleguá

10.05.2014

aLmar



y por fin llego al mar. no puedo entrar porque la llaga y el sol. el resquemor. y sólo quiero desvestirme y lanzarme al agua. sentir la corriente entre las piernas penetrarme. limpiarme toda la inmundicia que soy. cerrar los ojos y dormir. despertar ayer o mañana pero no hoy. porque siempre está lloviendo y la gente, mi gente, a mi alrededor habla, gesticula y no los entiendo. ay qué dicen. qué dicen absurdos entre tanto balbuceo. qué gritan y se escupen con tanta cizaña. y el olor a sangre que van dejando sus heridas entre mis dedos, ¿se los menciono? y voy manejando luego por estas calles. tan feas. perdida, no reconozco nada. cuántas veces este recorrido. y me paso. me detengo debajo de un framboyán. sombra y silencio, apenas un momento. 

ojalá fuera morado como aquel de varadero, pienso. y cierro los ojos. era yo una niña gordita con sandalias rusas huyéndole a la impuesta siesta. hermosa y traviesa, escapada a comprar un coquito acaramelado al negro que los vendía debajo del framboyán morado. en varadero y su arena blanca. yo feliz y hermosa, seria con espejuelitos. ligera y libre como una mariposa saboreando un coquito. con gula de vida. hambre y deseo en cada mordida. yo huída y perdida de todos. de ellos, mi gente, durmiendo la siesta. yo dueña de mis pasos, los-pasos-de-ulloa, pisando flores de framboyán caídas. flores muertas en una imagen tan viva. yo maravilla dulce de coco hasta llegar al mar. encontrada con su hermosura superior a la mía. yo una hermosa gordita libre con todaunavida debajo de mis sandalias rusas. qué ímpetu de azul clavado para siempre entre mis ojos, el mar. y los abro y estoy aquí, con un puñado de muerte en cada mano y el cielo nublado. y ellos, mi gente... ¿dónde están? los quiero ayudar, susurro, pero es otra lengua la que de mí se evapora en jerigonza y me miro y no tengo manos. y me miro otra vez pero no con mis ojos. de quién. y truena. y empieza a llover. otra vez. y lloro al compás de la lluvia, con furia, míasólomía, pero ¿con los ojos de quién, entonces, de quién?

9.29.2014

DErotacionesSUSrestasYborras

...y la verdad, en sí, es sólo otra capa de la mentira... un milhojas falso relleno de crema agria, creo que dije mirando la vitrina de los postres, empañada de humedad. ya inflada entre tus gasas textiles, recompuesta del zarandeo con la mora, sospecho que me miraste de reojo sorprendida por la agridulce metáfora. nos quedamos quietas y en el silencio mutuo deseé, por un instante, haber tenido a mano aquellas lindas y delgadas plumitas que una vez usáramos, tímidas desconocidas, para escribirnos notas atrevidas en otro café --más lejano aún por perdido en el tiempo-- temerosas de decir verdades que resultaran mentiras. no me atrevo. escríbemelo. eso hago, ¿no ves? no, tu letra es muy chiquita. y la tuya muy grande. nos reímos, asustadas de aquel momento y su verdad. porque aún no éramos mentirosas, ¿o sí? y viré la cabeza, mintiéndome en el eje de la rotación. 

afuera del café el tiempo no era ya de nadie y en la puerta del hotel no había portero. solas, estábamos tan lejos, las cuatro. tú y yo mordiéndonos el silencio tupido de aserrín seco, la mora quiénsabedónde esperando atacar de nuevo --ida y venida a su antojo, volando, agarrándonos a ambas por la garganta, enmudeciéndonos aún más con el peso de su diáfana e inaudita presencia-- y la pirómana, interpuesta arenilla de vidrio en el ventanal, viendo a ver pordóndesecolaba. complejo de conejo, pensé distraída recordando la vez que me contó que se crió entre conejos, en una jaula en el techo de otra vieja ciudad. todo se podría explicar a partir de ahí, asentí a la cadena de mis propios pensamientos sonriendo, que tal y como fue, será. SIGUE

9.27.2014

JúounDaFúchur?




we-own-the-future-new-mural-by-shepard-obey-fairey-in-chicago Obey the Giant se hace llamar este street artist muralista. desde hace tiempo lo sigo en instagram porque me gusta el arte callejero. este verano hizo este mural en Chgo, ciudad con muy buenos murales. y me sonaba, me sonaba la zona cuando vi las fotos... los edificios, ¿se parecen o son o no son? hasta que me tronó. o destronó que pal caso es lo mismo. y es que ahora todo tan limpio y lejano, ajeno... porque once upon a time como cualquier princesita bohemia Sono io vivió ahí, mirando ese muro de frente desde una ventanita churriosa y polvorienta, subida a un manchado colchón de muelles. ¡muelles! que usadomanchado era la moda estudiantil. y es que entonces el muro estaba allí igual perofeofeoperolindolindo tiznado de hollín. ahmiratú, guátdullunou, me digo. se las voy a mandar al americano, his room with a view, dije y guardé las fotos. y zas, en un instante todo se derrumbó, tanto hoy como ayer, y a correr, a correr pal sur BomberitaSono sin manguera ya que extender sobre tan árido jardín. 


bah, pa hacerlo corto, recién las encontré salvando archivos de mi electrocutada compAñera digital, mi sexto dedo ambiguo, digo, que también quiere tirar la toalla. ¡diantres! ¡mecáchis! el universo me hace resistencia o qué coño, que esto es una epidemia, pienso... salvó las fotos que todo lo demás está perdido. 

 así que dafúchur, rojo y casi bauhausprefascista... heLo ahí, poLque dafúchur es siempre mejoL.   


LEavesAnDfallsFroMgrace

9.26.2014

frasechitas

Al que le quede el sayo... Este ragazzo pareciera vivir del cuento de las frasechitas, tan cansón y falta de imaginación en la mayoría de los casos. Sin embargo, al ragazzo le va bene. Mientras espero a que se acabe el mundo, o mi mundo, practico el italiano con queste perlas, perlitas para quandoDantequando llegue al inferno y me encuentre con la bella Beattrice, que seguro fue una ragazzina a quién le encantaría esta perla, muy realista: Le chiavi del mio cuore le vendono da Bulgari.  Abre que voy....


LePerleDiPinna@instagram

(2nd)cummings



speaking of love(of
which Who knows the
meaning;or how dreaming
becomes

if your heart's mind)i
guess a grassblade
Thinks beyond or
around(as poems are

made)Our picking it. this
caress that laugh
both quickly signify
life's only half(through

deep weather then
or none let's feel
all)mind in mind flesh
In flesh succeeding disappear

ee cummings




Brian Eno's Obscure Records label released only 10 albums during its existence from 1975 through 1978. Some of these have been reissued on CD (among them Eno's own 1975 masterpiece Discreet Music), but for some reason the album Voices and Instruments (Obscure No. 5, 1976) only exists on out-of-print vinyl. It is a very quiet and beautiful record, featuring three compositions by Jan Steele on one side, and five compositions by John Cage on the other side. Lyrics are by James Joyce and E. E. Cummings, performers include Jan Steele, Richard Bernas, Steve Beresford, Fred Frith, Robert Wyatt, and Carla Bley. It is not just mellow, it is avant-mellow... 
-Ubuweb


it is at moments after i have dreamed
of the rare entertainment of your eyes,
when (being fool to fancy) i have deemed

with your peculiar mouth my heart made wise;
at moments when the glassy darkness holds

the genuine apparition of your smile
(it was through tears always)and silence moulds
such strangeness as was mine a little while;

moments when my once more illustrious arms
are filled with fascination, when my breast
wears the intolerant brightness of your charms:

one pierced moment whiter than the rest

-turning from the tremendous lie of sleep
i watch the roses of the day grow deep.

ee cummings




9.24.2014

catarseo

catarsis  Juan Arata


cuando te falla el plan Zeta de la YgriegA
entonces qué 
cuando se te afloja el cuello y se te derriten 
las pupilas en la lengua zigzagueando secas
con la redondez de las vocales fuertes te hundes
huidiza en el charco de los suspensivos puntos 
colgados de colores propicios para cada doblez
que te ha sido demarcado undostres
y te buscas en cremalleras desdentadas 
ansiosa apertura entre pliegues
almidonados te sacudes 
la polvorienta sarna de la desesperación 
mientras te apoyas 
en la humedad del suelo rociado de interrogantes 
y entonces qué 
cuando el mareo del catarseo te suda ambigua 
la cabeza que ya ni tuya es
degollada ni de ellos ni de nadie
los ojos las manos que
desprendes sin reclamo ni sangran
y todo esto apenas se te ocurre pensar
mirando el mar-tanto-mar-para-qué-el-mar
tan profundo el mar como el mal
y todo esto
a cambio entonces de qué 

© om ulloa