10.11.2017

love::aLIGHTplagio

Love is not consolation, it is light.  -Simone Weil

nunca ha existido consolación para el amor, su exceso o la falta de... therefore... in there of and down there, without. not there. or anywhere else. however, its true light remains. always. the ]un[expected flash of love, sudden and mercenary light in search of. what. what. one wonders for one does not know, really, of anything even close. what one did or did not do to find it. provoke it to shine on you. y así, luego que te ilumina, una, dos, tres cuatro veces con más o menos intensidad --y se apaga, se fuga, miserable, culpable, mezquina e insoportablemente inútil-- nos pasamos la vida en la búsqueda de esas emisiones químicas y malolientes que nos han contaminado, mareo eterno. y todo por ser partícula de luz. 


ah, porque la luz. esa luz, reflejo tan cálido como enigmático. es bestia lumínica que padece de sombras y escorbuto. falta de. se esconde y sale, putaica como un sol opaco, estornudando rocíos improvistos y cuando --enfermiza putería poéticarnal y no forzada y cruel mercadería-- se te anuncia entre las pestañas, todo visión y promesa... es lo mejor del universo, con su móvil y cambiante carrusel de estrellas, y anexos objetos mamotretos flotantes succionándote la esencia del ser tú. tututú desquilibrado a partir del yoyoyo id-o. lucha eterna esa, porque nunca más serás lo que creías ser. antes de tanto fulgor bastaba con desear, coger, meter y profundizar sin llegar, satisfacer y correr. alerta y cabal, uno selectivo al explicarlo, con puntos sobre las íes y tilde sobre las esdrújulas al salir, satisfecho del banquete, pero aún con hambre del ingrediente fatal, sin saberlo. pero de pronto, una vez te han iluminado, para bien y para mal dicción, sientes... no, sabes, que es diferente, todo. a partir de, y te pesa, haber caído, pero es tarde ya...  SIGUE
  ah, porque del cuerpo hacer bandeja e invitar ajenos comensales es un regalo, a dúo y de los más preciados por divertido y sensacional en placeres varios. pero al hacerlo --más allá del deseo de compartir belleza, esencia, anormalidades hormonales y vulgaridades varias-- en nombre del "amor" con el consabido incómodo peso de decirlo y actuarlo como tal, con cierta indignidad agarrándose uno a sus afiladas cornisas a sabiendas de que no resistirán el peso, agobiante ser limbo, entregándose como ofrenda de gema preciosa y recóndita en profundidades recubiertas por el temor... a caer. eso, eso es un acto de valor. y ya, al sentirlo, instantáneamente se comienza a entender su efímera condición, porque es bicho que no se puede conservar en cajita dura y reseca por el decadente paso del tiempo. y todo esto, que se puede hacer de mil maneras, por millones de motivos... cuando se hace bajo el único e intrépido primer rayo de luz, ese saberse mutuamente iluminados por el flash accidental que nos truena sin saber ni qué es, convirtiéndose en religión perenne, sin ningún consuelo ni alivio, entonces... al digerir ese bocado de gloria que llamamos amor, ya anticipamos su indigestión, ácida. el resquemor, eterno.

porque qué es entonces la gloria de ese amor, si no lo eres tú, ni tú, ni yo. deducir que es el somos del instante glorioso a dúo toma tiempo, décadas, que ni tan leve ni transitorio es vivirlo ni decirlo. llegar a ese acuerdo para luego saber que perdimos el eco de una voz común simple y afirmativa, el gesto casi caricia de te voy a permitir que comas de mi cuerpo, a gusto, a tus anchas. que entres y salgas, de mi cuerpo y de mi mente, que me hundas contigo un rato en el vaho desagradable por exceso de perfumes falaces que emitimos en el diario movernos como flores carnívoras del jardín viciado hasta que nos abrimos a otros y decidimos amarnos. y todo lo que eso abarca, que es mucho e infinito e inexplicable. y qué decisión fatal, destriparnos sin medida. por eso es adictivo cuando resulta magnífico, hasta que agota y trastorna. el deseo de amar de pronto lo es todo, más allá del follar, coger, singar. por eso cuando falta, cuando se escabulle en falla, lo buscamos. amar es saber estar, resistir, sembrar y crecer. y cuando se pierde la luz de entenderlo así --y querer seguir comiéndonos, glotones, en trance en el banquete corporal-- nos decimos que lo debemos volver a buscar, pero ese es error faltal. he ahí el detalle. hay que evitarlo... 

si se busca no llega. nunca. cuesta, la búsqueda. ese andar a ciegas. porque si la primera vez que de verdad te truena un sentimiento tan traicionero que te destapa los sesos --lo del amor, la luz y el maldito tembleque de mente, cuerpo y alma-- es en realidad un indeseable flash de sorpresa inaudita y ni sabes quécoñoeseso, pero lo saboreas y sabes que a partir de ahí, el abismo. ya luego por eso caes en la maroma eterna de buscarlo... en el sendero de tu vida triste, entre tantas almas en pena, angustiadas por hallarlo de nuevo o por primera vez, contigo o sin ti, huidizo y resbaloso... y así, cada vez cambia de forma, de rostro, de intensidad... de significado... y de compatibilidad. y nunca es igual. la gente, haragana y cómplice del lado oscuro de la vida, prefiere explicarlo todo en  que si las capas de madurez, que la evolución y el tiempo. mierda mojón y porquería. mentiras y justificaciones. haraganerías y complacencias. sí, se puede amar de muchas maneras. en muchas posiciones. a mucha gente a la vez. amar por amar que amándonos somos... un sueño imposible, que busca ... olvidarse del tiempo y de tantos reproches... quimera, doliente... pero amar y negarlo es aún peor. 

y eso, porque he llegado a lo que me motiva este explaye visceral, es donde caigo en el butacón de clavos de fakir de mis tormentos de otoño. somos afortunados si chocamos con el banquete de lado, invitados de paso. pero somos privilegiados si ya nos sentamos en el banquete y compartimos, damos y nos dan, a gusto, con euforia y dadivosidad de mutuo acuerdo. si sucede una vez es maravilla. y si varias, maravillasmúltiples, puro rocío estelar cada polvo enjuagado del sudor de dioses generosos, cornucopia de higos maduros y su dulzor, cochambre adictiva... entonces,  ¿por qué negarlo, si es invevitablemente cierto, todo?  ¿mezquindad?  ¿plagio del mejor sentimiento del que somos capaz? ay, negarlo, bah, es inútil, porque eso de la luz y el amor es lo único que hay que salvar del maldito e incompleto flash víctima de tantos cortocircuitos, de tantas borrascas y nubosidades varias por venir...

así, mientras observo los destellos de los astropops que nos guían... mis amores, si no es secreto que leo a los exóticos chachachamanes mientras se estrellan entre planetas, porque esto de los horróscopos me da por la vena del gusto de lo absurdo de la existencia... además, es buena ficción la mayor parte del tiempo hasta que no lo es, y entonces, su realidad malvada es incomprensible. pero, pero...  ¿no habías dicho que...? tú, putomísero embustero, me engañaste... otra vez! sí, me divierte leer cosas rociadas por falso brillo de estrellas, que la vida es mierda su brillo a intervalos, cada vez más cortos, demuestra una y otra vez que no hay consolación para el amor, pordió... así que mucho menos constelación, me digo, yo ejemplo de vanidad en vano del pensar elevado a punto de abismo, siempre en medio de incendios, que por muy sutil que sea el elemento fuego, siempre quema e incinera mientras caminante de senderos astrales llenos de cenizas y piedritas prosaicas, cerebrales, universales, románticas y ególatras... así, voy arrastrándolas, degenerándolas en escenarios fijos en el recuerdo, enmarcándolas en mi pasillo filtrado de rayitos de luz... porque vaya, con una o dos excepciones, la mayoría de mis iluminadas berraquitas amadamantes delaluzYsusombra son todas incompatibles animalejas astrales a mi torpe excesivo centauro díscolo, ambidextro fogoso, sincero de tan mentiroso, por eso me meo de la risa... leyendo estas atrocidades tan entretenidas... porque amar y encima singar, lo que se dice marrana gozadera inmunda llena de luz y furiosos destellos de sol y luna, en el before/during/and/after solo me ha sucedido con opuestos malditos a mi carta astral, la muy menstrual y por tanto, abominable, nunca con dizquecompatibles almas en pena. por eso, porque lo mío siempre ha sido llevar la contraria, me fascina leer sobre la cadena de eventos cósmicos con los que queremos justificar eso de la luz y el amor, eso del maldito e incompleto flash del me quemastúmequemas, me rellenas, me recargas, me retuerces... hasta el me molestas, que va llegando siempre mientras nos revolcamos en nuestras ineptas e incómodas convivencias. bah. el amor no tiene consolación, no.

No comments: