2.23.2016

fAntAsmAs2

hablando de fantasmas... estoy ocupada entre mil papeles y timbran a la puerta. yo voy, dice mi madre pero ya llegué yo antes. sorpresa. mi sobrino, que vive en otra ciudad del norte que no es la mía, su esposa y mi ex-cuñada están ahí. hace mucho tiempo que no la veo a ella, y se alborota. siempre fue muy efusiva esa pelirroja, desde que la conocí a los 12 años y encantó a mi hermano. luego llegan mi tía y otra amiga de mi madre y ya, se me acabó el día laboral. hay que atender a la visita, hacer café, hablar boberías varias. mi sobrino, que siempre se pareció más a mí que a sus padres, de adulto se ha convertido en una belleza varonil (!) de ojos tiernos, labios plenos de sonrisa hermosa y un pelo negro que me imagino debe ser la envidia de todo wall street. hablando de y comparando la belleza varonil a partir de mi sobrino, él sonrojado, todo aquel gallinero de viejas se ha alborotado a un nivel que solo un cubano puede entender... yo en medio, observando y admirando a mi sobrino, queriendo verme hace siglos, y porque por lo general no nos vemos mucho.


de pronto, en medio de la gritería, mi ex-cuñada salta, me coge de un brazo y entre carcajadas...¿te acuerdas cuando fuimos a ver aquellos bailarines que se encueraban? pestañeo y miro a mi tía, porque apenas unos días antes, hablando con ella, por pura casualidad surgió ese tema. de una cosa en otra en la conversación, sentadas en el patio tomando fresco, ella mencionó a alguien, cosa que me molestó. resulta que su nieta se había enterado, por su madre, de mi conexión con esa persona. la nieta, pareciera, conoce de lejos a esa persona. me molestó todo el asunto y lo desvié, pero no sé ni cómo surgió lo del club de strippers y yo convencida le decía a mi tía que ella fue con el resto del grupo, y mi tía lo negaba con tal certeza que me hizo dudar... mi tía entonces aprovecha y lo dice delante de este otro grupo, que yo insistía que ella había ido aquel día también y que no era "verdad". yo estaba casi segura y mi tía, quien ha sido gran parte de mi vida, no recuerda muchas otras cosas de las que yo estoy muy segura, así que sigo dudando. mi ex-cuñada, súbita, declara: creo éramos cuatro... tú, tu mamá, aquella muchacha X y yo... ves, dice mi tía, yo no estaba... yo, al contrario, recuerdo al grupo como mi tía, mi mamá, mi ex-cuñada, y no la muchacha X, sino la Y y yo. todas miramos a mi madre, que no recuerda nada... sólo que los hombres se quitaban todo, imagínate, todo. el debate continuó hasta que mi cuñada admitió que sí, que tal vez era la muchacha Y y no la X la que me acompañaba, pero no estaba convencida... y el asunto de mi tía nunca quedó claro, para ella. en esas, mi sobrino me pregunta, curioso, que por qué YO, of all people, llevé a todas estas "damas" a un club de strippers hombres... en medio de los 80s. asentí, aún fascinada en cómo la memoria nos hace jugarretas, a todos... ah, cuán selectiva es, la memoria, y esto, si me me quedara alguna duda...

no sé cómo contestarle a mi sobrino, pero más o menos le digo que bueno, "una cosa" no quita la otra. que admiro y disfruto del cuerpo masculino tanto como del femenino, y que bueno, era el cumpleaños de su mamá y quise sacarla de la rutina, digamos. que era navidad y estaba yo, la Y y mi tía (tal vez) de visita, y que mi madre vino porque en aquellos tiempos se prestaba a todo. me mira serio y pregunta que si yo... con mi amiga... ? ah, la Y vino porque también le gustaba lo picante del asunto, aunque fuera "mi amiga" y prefiriera a las mujeres, le explico. mi sobrino, lindo y gentil, pero tan conservador como su padre, más o menos entiende lo que le digo, pero le sigue pareciendo raro. en fin, le digo¿acaso no te agrada a ti mirar a otras chicas que no sean tu mujer o reconocer que otro hombre es guapo? entonces su esposa --de apenas un año, muy discreta, educada al nivel de ni-cubana-ni-americana sino todo lo contrario-- brilla su sonrisa enigmática de pelirroja de tez blanca salida de algún cuadro inglés del siglo XV y dice: yo también hubiera ido... a ver hombres o mujeres. mi sobrino la mira, levanta una ceja... y la verdad... qué bello es, pienso mientras su esposa se encoge de hombros como diciéndole... es normal y hasta natural... mi ex-cuñada entonces concluye el asunto: yo lo que sí sé es que nos divertimos mucho.yo siempre lo recuerdo (a su modo) como algo fuera de serie. y así fue, y es... en fin.

1 comment:

Blogger said...

I have just installed iStripper, so I can have the hottest virtual strippers on my desktop.