12.10.2014

deBOCAaBOCA

me comería esta amapola de intrínseco néctar naranja chorreando de sus pupilas seda negra
y mientras las intermedias margaritas. y succionando de los nardos su pálido verdor, tragándome las esbeltas rosas blancas y de su perfume invernal asfixiándome la risa loca que de sus espinas mana me hartaría de tanto fulgor.

y este racimo de uvas negras y gordas, jugosas, imaginarlo recién bañado en agua fría corriendo sobre ellas libre justo antes de la mordida succionando tanto rocío. y las semillas, pepitas en cada una de sus lenguas dando vueltas y vueltas desmenuzando la pulpa abundante, y yo mirándolas.

saboreándolas fermentadas entre tanto estupor de boca a boca, añejadas a propósito de ser líquidos calambres en mis dientes, corrientes vertidas en vino púrpura manteles blancos de encajes limpios de sombras; y sin embargo, calados en cenizas por doquier.

© om ulloa
foto: Christo Dagorov @culturainquieta

1 comment:

Anonymous said...

Tremendo el dibujo y rico el prosema. Gandia.